Pintura

Cebra

Cebra

Por: Estela Barski
Técnica: Pintura

Materiales

Marco con bastidor de madera
Pinceles: chato Nº4, liner, pinceles chatos gastados
Pinceleta
Papel carbónico negro
Barniz satinado
Acrílicos: blanco, amarillo, siena natural, siena tostada, celeste country, verde talo, verde cromo, sombra tostada, negro

Compartir Trabajo

procedimiento

  • Transferir sobre la tabla de madera, todos los detalles de las figuras, utilizando papel carbónico negro. Con una pinceleta manchar el fondo del paisaje, hasta la altura de las piedras, intercalando distintos tonos de verde y amarillo.
    1Transferir sobre la tabla de madera, todos los detalles de las figuras, utilizando papel carbónico negro. Con una pinceleta manchar el fondo del paisaje, hasta la altura de las piedras, intercalando distintos tonos de verde y amarillo.
  • Con el pincel chato Nº4 pintar con negro, en forma intercalada, las franjas del pelaje de la cebra grande. Realizar lo mismo con la más pequeña utilizando siena natural con una pizca de siena tostada. Con estos mismos tonos y un pincel de cerdas abiertas, pintar la crin de ambos animales, con trazos sueltos que vayan desde el borde del lomo, hacia afuera.
    2Con el pincel chato Nº4 pintar con negro, en forma intercalada, las franjas del pelaje de la cebra grande. Realizar lo mismo con la más pequeña utilizando siena natural con una pizca de siena tostada. Con estos mismos tonos y un pincel de cerdas abiertas, pintar la crin de ambos animales, con trazos sueltos que vayan desde el borde del lomo, hacia afuera.
  • Cubrir con blanco las franjas del pelaje que quedaron sin cubrir, en ambas cebras,  utilizando el pincel chato Nº 4. Pintar las pupilas de los ojos con negro y delinear el contorno, utilizando el liner. Con el mismo color pintar el morro y las pezuñas de la cebra más grande.
    3Cubrir con blanco las franjas del pelaje que quedaron sin cubrir, en ambas cebras, utilizando el pincel chato Nº 4. Pintar las pupilas de los ojos con negro y delinear el contorno, utilizando el liner. Con el mismo color pintar el morro y las pezuñas de la cebra más grande.
  • Con un pincel seco, de cerdas abiertas, trabajar las sombras sobre el pelaje de ambas cebras. Utilizar siena natural en algunos sectores y siena tostada en otros. Trabajar con poca pintura, descargando el excedente en un papel y frotar el pincel sobre la zona a sombrear, con movimientos circulares. Con sombra tostada + pizca de negro, simular el volumen del pelo de la cebra pequeña, realizando trazos sueltos desde las franjas oscuras hacia las blancas, siempre en el mismo sentido del pelo.
    4Con un pincel seco, de cerdas abiertas, trabajar las sombras sobre el pelaje de ambas cebras. Utilizar siena natural en algunos sectores y siena tostada en otros. Trabajar con poca pintura, descargando el excedente en un papel y frotar el pincel sobre la zona a sombrear, con movimientos circulares. Con sombra tostada + pizca de negro, simular el volumen del pelo de la cebra pequeña, realizando trazos sueltos desde las franjas oscuras hacia las blancas, siempre en el mismo sentido del pelo.
  • Continuar trabajando el pelaje, completando el efecto del pincel seco con finos pelitos realizados con el liner, utilizando siena natural, siena tostada, negro y blanco, en forma intercalada.Marcar una pincelada de coma con siena tostada sobre un costado de las pupilas de los ojos de ambas cebras. Iluminar con dos puntos en blanco.
    5Continuar trabajando el pelaje, completando el efecto del pincel seco con finos pelitos realizados con el liner, utilizando siena natural, siena tostada, negro y blanco, en forma intercalada.Marcar una pincelada de coma con siena tostada sobre un costado de las pupilas de los ojos de ambas cebras. Iluminar con dos puntos en blanco.
  • Agua y piedras: pintar con celeste claro el sector del agua, realizando pinceladas en sentido horizontal. Con un pincel chato Nº 4 y una mezcla de blanco + sombra tostada, pintar todas las piedras.
    6Agua y piedras: pintar con celeste claro el sector del agua, realizando pinceladas en sentido horizontal. Con un pincel chato Nº 4 y una mezcla de blanco + sombra tostada, pintar todas las piedras.
  • Sombrear un costado de las piedras con sombra tostada + pizca de negro. Marcar sobre el agua el reflejo de las piedras, con sombra tostada.
    7Sombrear un costado de las piedras con sombra tostada + pizca de negro. Marcar sobre el agua el reflejo de las piedras, con sombra tostada.
  • Iluminar con blanco las piedras, sobre el borde opuesto a la sombra, utilizando un pincel seco y gastado. Con el filo de un pincel chato simular, también con blanco, la espuma del agua. Con pincel liner y distintos tonos de verde, marcar trazos sueltos en forma de abanico, como pastos crecidos alrededor de las piedras.
    8Iluminar con blanco las piedras, sobre el borde opuesto a la sombra, utilizando un pincel seco y gastado. Con el filo de un pincel chato simular, también con blanco, la espuma del agua. Con pincel liner y distintos tonos de verde, marcar trazos sueltos en forma de abanico, como pastos crecidos alrededor de las piedras.
  • Una vez seca la pintura, proteger el trabajo con dos manos de barniz satinado, dejando secar muy bien entre capa y capa.
    9Una vez seca la pintura, proteger el trabajo con dos manos de barniz satinado, dejando secar muy bien entre capa y capa.

Dejanos tu comentario