Manualidades

Cuello volcado

Cuello volcado

Por: Patricia Belvedere
Tecnica: Tejido

Materiales

Mecha acrílica 300 g
Bastidor circular de 30 cm de diámetro

Ver molde

compartir manualidad

procedimiento

  • Para comenzar la trama, tomar un extremo del hilado, hacer un nudo corredizo y ajustarlo a una de las clavijas del telar. Es importante hacer una marca en esa clavija de comienzo para luego tener en cuenta la cantidad de vueltas realizadas, donde comienzan y donde terminan.
    1Para comenzar la trama, tomar un extremo del hilado, hacer un nudo corredizo y ajustarlo a una de las clavijas del telar. Es importante hacer una marca en esa clavija de comienzo para luego tener en cuenta la cantidad de vueltas realizadas, donde comienzan y donde terminan.
  • Con el hilado ya ajustado comenzar a envolver cada una de las clavijas siguientes según se indica en el esquema.
    2Con el hilado ya ajustado comenzar a envolver cada una de las clavijas siguientes según se indica en el esquema.
  • Una vez completada la primera vuelta y llegando al inicio, repetir la operación. Estas lazadas quedarán arriba de las de la primera vuelta. Tomar la lazada de la primera vuelta y pasarla por encima de la segunda vuelta hasta completar todo el círculo. Empezar nuevamente con las lazadas y pasar otra vez las lazadas de abajo por encima de las de arriba. Repetir hasta lograr un largo total de 65 cm.
    3Una vez completada la primera vuelta y llegando al inicio, repetir la operación. Estas lazadas quedarán arriba de las de la primera vuelta. Tomar la lazada de la primera vuelta y pasarla por encima de la segunda vuelta hasta completar todo el círculo. Empezar nuevamente con las lazadas y pasar otra vez las lazadas de abajo por encima de las de arriba. Repetir hasta lograr un largo total de 65 cm.
  • Para cerrar el extremo del cuello cortar la lana dejando un largo razonable y enhebrarla a una aguja para coser lana, sacar cada uno de los puntos de las clavijas y pasarlos a la hebra y sin ajustar; anudar cuando se complete el círculo.
    4Para cerrar el extremo del cuello cortar la lana dejando un largo razonable y enhebrarla a una aguja para coser lana, sacar cada uno de los puntos de las clavijas y pasarlos a la hebra y sin ajustar; anudar cuando se complete el círculo.
  • En los extremos se producirá naturalmente un enrollado del tejido, que se aprovechará para dejarlo como terminación.<br/>
Aplicar en el extremo superior unas vueltas de hilado fantasía al tono.
    5En los extremos se producirá naturalmente un enrollado del tejido, que se aprovechará para dejarlo como terminación.
    Aplicar en el extremo superior unas vueltas de hilado fantasía al tono.

Dejanos tu comentario